Traducir

jueves, 23 de noviembre de 2017

Quiero en mi vida las burlas y mofas del Calvario: Padre Miguel Agustín Pro

Dios en su infinita sabiduría dispuso que nos tocara vivir  en una época donde la gente no tiene tiempo para pensar en las cosas eternas. Las diversiones, las vacaciones, las fiestas, las compras, la música, los restaurantes, el nuevo look,  llenan los días de la gran mayoría. La gente está aturdida.


   Si nos detenemos un poco a reflexionar cuál fue el común denominador de todos los santos, veremos que fue el sufrimiento, las pruebas, las tribulaciones enfrentadas con espíritu católico,  y lo más importante, por amor a Dios.

   En la medida que cada uno de nosotros estemos convencidos de que esta vida es para ganar o perder el cielo, emplearemos el valioso tiempo que Dios no da en aquello que verdaderamente valga la pena, finalmente sabemos que  cualquier cosa que Dios permita en nuestra vida será nada comparado con la recompensa eterna y que no se mueve una sola hoja del árbol sin Su voluntad. Dios  quiere que cooperemos con Él en la salvación de las almas. Somos peregrinos y vamos de paso. El ejemplo del Padre Pro, sacerdote mexicano nos animará a hacer otro tanto, entre los nuestros, en nuestro pequeño ámbito. Con la gracia de Dios todo es posible. 



 Plegaria escrita por el Padre Pro el 13 de noviembre de 1927:

“¡Déjame pasar la vida a tu lado, Madre mía, acompañado de tu soledad amarga y tu dolor profundo…! ¡Déjame sentir en mi alma el triste llanto de tus ojos y el desamparo de tu corazón!

   No quiero en el camino de mi vida saborear las alegrías de Belén, adorando entre tus brazos virginales al niño Dios. No quiero gozar en la casita humilde de Nazaret de la amable presencia de Jesucristo. ¡No quiero acompañarte en tu Asunción gloriosa entre los coros de los ángeles!
   Quiero en mi vida las burlas y mofas del Calvario; quiero la agonía lenta de tu Hijo, el desprecio, la ignominia, la infamia de su Cruz. Quiero estar a tu lado, Virgen dolorosísima, de pie, fortaleciendo mi espíritu con tus lágrimas, consumando mi sacrificio con tu martirio, sosteniendo mi corazón con tu soledad, amando a mi Dios y a tu Dios con la inmolación de mi ser”.


   El 23 de noviembre de 1927 el Padre Pro se coloca en el lugar que se le designa, de frente al pelotón. El mayor Torres le pregunta si desea alguna cosa: -Que me permitan rezar –responde.

   Se postra de rodillas, se santigua lentamente, cruza los brazos sobre el pecho, ofrece a Dios el sacrificio de su vida, besa devotamente el pequeño crucifijo que tiene en la mano y se levanta.
   Rehúsa ser vendado y se vuelve de cara a los espectadores y soldados, y los deja atónitos con su serenidad.

   En una mano aprieta el crucifijo, en otra el rosario. Extiende los brazos en forma de cruz, levanta los ojos al cielo.
-¡Viva Cristo Rey!


   Hace la señal a los soldados de que está dispuesto. Resuena una descarga cerrada y cae con los brazos extendidos. Un soldado se le acerca y le da el tiro de gracia en la sien. Eran las 10:38.

   A  las 4:00 sale el cadáver del Padre Pro, en hombros de varios sacerdotes. Por todas partes resonaban aplausos y gritos de ¡Viva Cristo Rey! De los balcones caía copiosísima lluvia de flores. En las calles las gentes de arrodillaban.

   Espontáneamente la multitud se puso a rezar el rosario. Más de 20,000 personas esperaban en el panteón. Se depositó el cadáver del Padre Pro en su nicho y, entretanto, todos los asistentes guardaron respetuoso silencio.


   A lo lejos se oyó una voz firme que entonaba el conocido cántico:
   Tú reinarás, ¡oh Rey Bendito!
   Pues Tú dijiste reinaré.
   Y toda aquella multitud derramando lágrimas respondió:
   Reine Jesús por siempre,
   Reine su Corazón,
   En nuestra patria, en nuestro suelo,
   Que es de María la nación.
   La multitud emprende el camino de regreso hacia la ciudad. Los cánticos y vivas llenan el espacio. Desde las ventanas de su Castillo, pudo ver el presidente Calles desfilar a sus enemigos vencedores, que cantaban:
-¡Viva Cristo Rey!
   De la misma manera, hace diecinueve siglos, pasaban delante de Nerón los primeros cristianos, que venían de ver morir a sus hermanos.
   “Dios quiere que aceptemos todo lo que nos pasa como venido de Su Santísima mano. La mayor santidad consiste en cumplir su voluntad”. Padre Pro
   “Una cosa que le dará mucha alegría, es saber que, mientras más desolados y solos nos encontramos, más cerca de nosotros está Cristo Jesús”. Padre Pro
   “Óyeme. Los últimos escalones de una subida difícil son los más costosos, el último esfuerzo de un corredor para llegar a la meta es el más arduo… y tú que estás a punto de coronar la obra, emprendida con tanta abnegación ¿desfallecerás? ¡Hijitos míos, nos dice Jesús, no los dejará huérfanos! ¡Yo estaré con ustedes hasta la consumación de los siglos! Si esta promesa es siempre verdadera, dime: ¿no será cierta en el momento más difícil de nuestra vida? Escucha a Nuestro Señor que te dice: Yo estoy contigo porque me amas. Sigue esa calle de la amargura; sube al Gólgota del vencimiento, muere conmigo en la cruz del amor, porque la blanquísima luz de la resurrección va a brillar muy pronto en tu alma…”  Padre Pro

lunes, 20 de noviembre de 2017

¿QUE QUIERO MI JESUS?: POEMA




¿QUÉ QUIERO YO?

¿Qué quiero, mi Jesús? — Quiero quererte,
Quiero, cuanto hay en mí, del todo darte,
Sin tener más placer, que el de agradarte,
Sin tener más temor que el de ofenderte.
Quiero olvidarlo todo y conocerte,
Quiero dejarlo todo por buscarte,
Quiero perderlo todo por hallarte,
Quiero ignorarlo todo por saberte.
Quiero, amable Jesús, quiero abismarme
En ese dulce abismo de tu herida,
Y en sus divinas llamas abrasarme.
Quiero, en Aquél que quiero, transformarme;
Morir a mí, para vivir su vida,
Perderme en Tí, Jesús, y no encontrarme
R. M. Andreu, S. J.             

LA MISA NUEVA MATA LA FE: R.P. HEWKO






Nuestro Señor Jesucristo es Dios. ¿Cuántas veces hemos escuchado esto? 

Debemos sentir  inflamarse nuestro corazón al oír esto, especialmente en estos días en los que tratan a Cristo como un chiste, ya que ponen a Nuestro Señor Jesucristo al mismo nivel que AlÁ, Mahoma, Buda y todas las falsas religiones. 

Benedicto XVI alabando a Martín Lutero,  el Papa Juan Pablo II rezando con todas las otras religiones; burlándose de Dios, rompiendo el Primer Mandamiento. 

Por eso Monseñor Lefebvre dijo: ¡tengo que consagrar obispos para salvar la fe y los sacramentos! Roma está atrapada en una obscuridad modernista. Monseñor Lefebvre hizo su deber. Ahora tenemos al Papa Francisco planeando en el mes de octubre una enorme celebración para Lutero el horrible hereje fundador de su propia religión y  quien está ardiendo en el infierno.

Cristo es Dios y de Dios nadie se burla. Si Dios así castigó a Sodoma y Gomorra por el pecado de sodomía, qué castigo nos espera a nosotros. Muchos países  se están convirtiendo en Sodoma y Gomorra, todas las películas, los anuncios, la educación de los niños desde el kínder están llenos de esta basura. Nuestra Señora de Fátima nos advirtió.

  Hagamos todo lo que esté de nuestra parte. Recemos el  santo Rosario todos los días como si fuera el último. Tengamos celo por la gloria de Dios. Cuidemos y trabajemos el talento que Dios nos ha dado a cada quien.

   Nunca olvidemos esta hermosa verdad: Nuestro Señor es Dios, Él probó con sus milagros que es Dios, esto es muy importante para rechazar siempre la herejía del ecumenismo, que es tratar a Cristo como otra opción; incluso católicos tradicionales están cayendo en esta herejía. Como protestante, como musulmán, como judío no puedo salvarme e ir al Cielo.

Para ir al Cielo debo creer en Nuestro Señor Jesucristo y en todo lo que Él ha enseñado que es la Fe católica;  la Santa Iglesia Católica fundada por Él; no la religión del Vaticano II, esa es otra iglesia llamada la iglesia conciliar. Ellos mismos así la han llamado: la nueva iglesia conciliar. Esa iglesia debe ser rechazada para permanecer católicos. No tenemos nada que ver con esa iglesia que está llevando muchas almas al infierno.

Podrán decir: ¡de nuevo el Padre hablando del Vaticano II! Tienen razón, quieren saber ¿por qué? ¡Vayan con su párroco local, vayan a la nueva misa el siguiente domingo!, ¡vean la apostasía, vean la burla a Nuestro Señor Jesucristo, las blasfemias en la misa! 

 Comprenderán por qué los sacerdotes insistimos tanto en el Vaticano II.

¿Por qué Monseñor Fellay ha firmado que esa misa es legítima? Es un rito cismático. No es un rito católico. Él dice que es legítimo, eso significa que está bien para salvar las almas.  Esto es un asunto serio compañeros, es por lo que tenemos que resistir esta destrucción de nuestra Fe incluso con nuestros obispos tradicionales. 

Es triste que hagamos esto pero tenemos que hacerlo pues de otra manera perderíamos la Fe. Si nosotros sacerdotes no predicamos la verdad seguramente iremos al infierno. 

Por eso todos los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X tienen el deber de levantarse en esta destrucción de nuestra Fe; la legitimidad de la misa nueva es falsa, es una burla a la verdad. La aceptación del Vaticano II con  la declaración doctrinal y todas esas tonterías hasta hoy, llamando conservadores a los obispos liberales del Vaticano II y alabándolos, ellos son modernistas, Cardenal Burke, Schneider ellos no han regresado a la tradición.

  Cristo nació de una madre virgen. Nadie ha hecho eso. Cristo resucitó de la muerte. Nadie lo ha hecho sólo Dios. Cristo ascendió al Cielo por su propio poder en frente de los Apóstoles, discípulos y de la Santísima Virgen María. Esto sólo Dios puede hacerlo.  

Cristo profetizó su propia muerte, su resurrección, profetizó la difusión de la Iglesia Católica, también les dio a los Apóstoles el poder para hacer milagros estupendos en su nombre, arrojar a los demonios, curar leprosos, paralíticos, etc. 

El sacerdote continúa haciendo milagros ahora, porque una cosa es curar el cuerpo, que es algo sorprendente, pero llevar un alma del estado de pecado mortal y de condenación y lavar su alma con  la Sangre de Cristo y devolverla a la vida de la gracia,  es el milagro más grande que hay dice Santo Tomás de Aquino, más grande que la creación de todo el universo es llevar un alma del estado de pecado al estado de gracia. 

Vean la fortaleza de los mártires, sufriendo intensas torturas por amor a nuestro Señor Jesucristo, más de once millones de mártires. Su propia Iglesia Católica es prueba de Su divinidad, prometió que duraría hasta el fin del mundo.

  Nuestra Señora dijo que el Papa hará la Consagración de Rusia, se hará, pero será tarde. ¿Qué tan tarde? Probablemente después de que varias naciones hayan sido aniquiladas.

Cierro el sermón con las razones que tenemos  para pelear, las razones para llegar a ser santos, las razones para usar cada momento de nuestra vida para la gloria de Dios, las razones para cumplir con  nuestro deber de estado lo mejor que podamos,  para ofrecer las cruces de cada día para ayudar a Nuestra Señora a salvar almas del infierno.

   Ahora  leo  la declaración del Obispo Antonio de Castro Mayer,  él escribió una carta al Papa Juan Pablo II suplicándole que regresara a la Tradición, pero  el Papa continuó sus reuniones con los judíos en las sinagogas, las reuniones de Asís, por lo que ambos obispos dijeron: tenemos que usar medios de emergencia, operación sobrevivencia y consagrar los 4 obispos. Esto es lo que dijo
  “Mi presencia en esta ceremonia es un asunto de conciencia, es un deber profesar la Fe Católica delante de toda la Iglesia, pero particularmente delante de Su Excelencia Monseñor Lefebvre, delante de todos los sacerdotes, religiosos, seminaristas y fieles aquí presentes. –Ese día había aproximadamente diez mil personas, yo estuve ahí-.

   Santo Tomás de Aquino enseña que no hay obligación de hacer una profesión pública de la Fe en cada circunstancia pero cuando la Fe está en peligro, es urgente confesarla, incluso a riesgo de nuestra propia vida. Así que ¿dónde está la Fe en mayor peligro que ahora? Misa nueva, modernismo, la pérdida de la Fe.

 “Esta es la situación en la cual nos encontramos, vivimos en una crisis sin precedente, crisis que la toca en su esencia, en su substancia, que es el Santo Sacrificio de la Misa y el Sacerdocio católico; dos verdaderos Misterios esencialmente unidos porque sin el Sacerdocio no hay Santo Sacrificio de la Misa y como consecuencia no hay forma de adoración pública, es sobre estas bases que se construye el Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo. Por este ataque a la esencia de la Fe (Vaticano II y la  misa nueva)  es que,  para conservar el Sacerdocio y la Santa Misa que están en juego estoy aquí para cumplir mi deber y hacer una profesión pública de la Fe. Es doloroso ver la lamentable ceguera de tantos hermanos en el Episcopado y en el sacerdocio que no ven y no quieren ver, -esto aplica ahora, cuántos sacerdotes de la Sociedad San Pío X y Obispos  no quieren ver el cambio de la Fe con la Declaración Doctrinal con el Capítulo General del 2012, y todos los compromisos en marcha sobre la Fe, las conferencias, artículos, suavizando la Iglesia modernista- ellos no quieren ver, esto es muy triste, lamentable en esta presente crisis, ni la necesidad de resistir al modernismo que rige momentáneamente para ser fieles a la misión que Dios nos ha confiado. Deseo manifestar aquí mi sincera y profunda adhesión a  Su Excelencia  Arzobispo Marcel Lefebvre.

  –Y eso es lo que nosotros hacemos y es por lo que existe  el seminario, manifestar nuestra lealtad a la Tradición y a la posición del Arzobispo Marcel Lefebvre, que es la fidelidad a la Iglesia de todos los siglos, nosotros dos hemos bebido en la misma fuente que es la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

  Que la Santísima Virgen María, nuestra Madre, quien en Fátima maternalmente nos advirtió la gravedad de la presente situación,  nos de la gracia para  ayudar a los fieles a que ellos mismos se distancien de estos perniciosos errores de los cuales somos víctimas, engañados por quienes habían recibido la plenitud del Espíritu Santo (incluyendo la falsa Resistencia ahora) Dios bendiga al Arzobispo Lefebvre y su obra”.

  Esta plática fue traducida del portugués al francés e inglés y todas esas diez mil personas dieron un enorme y largo  aplauso. El espíritu era que la Fe continuara, gracias a esos dos Obispos que se levantaron.

  Queridos fieles, es donde estamos parados. Adoremos a Nuestro Señor Jesucristo, sus milagros son la prueba que es Dios y hoy en esta Misa, el sacerdote va a pronunciar las palabras que Cristo dio y uno de los más grandes milagros sucederá delante de nuestros ojos, la Transubstanciación del Pan y el Vino en su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en el Sacrificio de la Cruz que se renueva. 

El infierno lo sabe, siente el terremoto de estos eventos, el Cielo lo sabe porque todos los ángeles están reunidos en este valle para adorarlo, también nosotros lo adoramos con todo nuestro corazón y suplicamos a nuestra Madre que nos ayude a llegar al Cielo y a perseverar en el amor a Dios, a amarlo sobre todas las cosas y a odiar todo lo que le ofende que es el pecado.

  ¡Oh María sin pecado concebida! Rogad por nosotros que recurrimos a Vos!
  ¡Oh María sin pecado concebida! Rogad pro nosotros que recurrimos a Vos!
  ¡Oh María sin pecado concebida! Rogad por nosotros que recurrimos a Vos!             

jueves, 16 de noviembre de 2017

MONEDA CON QUE SE COMPRA EL PARAISO



El Señor se apareció un día a Santa Gertrudis, contando monedas de oro. Ella se atrevió a preguntarle qué estaba contando. "Cuento -le respondió Jesucristo- tus Avemarías: ¡son la moneda con que se compra el paraíso!"

miércoles, 15 de noviembre de 2017

UNA IMAGEN DICE MÁS QUE MIL PALABRAS



¿Qué nos prohíbe el primer mandamiento? - El primer mandamiento nos prohíbe la idolatría, la superstición, el sacrilegio, la herejía y cualquier otro pecado contra la religión.

359.- ¿Qué es idolatría? - Llámase idolatría dar a una criatura cualquiera, por ejemplo a una estatua, a una imagen, a un hombre, el culto supremo de adoración debido sólo a Dios.

360.- ¿Cómo se halla expresada esta prohibición en la Sagrada Escritura? - En la Sagrada Escritura se halla expresada esta prohibición con las palabras: No harás para ti escultura ni figura alguna de los que está arriba en el cielo o abajo en la tierra. Y no adorarás tales cosas ni les darás culto.             

martes, 14 de noviembre de 2017

SEGUIR LAS TESIS SEDEVACANTES ES UN ERROR: MONS. LEFEBVRE



Ndb: La prédica relacionada con la Sede vacante no es una prédica enseñada ni sostenida por Mons Lefebvre. Hay sedevacantistas que dicen ser de la resistencia y que son fieles seguidores de la obra Mons Lefebvre; bajo apariencia de resistencia legítima al liberalismo de la nueva FSSPX arrastraron al sedevacantismo a muchos fieles que de buena fe los seguían. Igualito que la nueva FSSPX sólamente usan el nombre y fama de santidad de mons Lefebvre, pero enseñan cosas contrarias a lo que el Arzobispo y la verdadera FSSPX enseñaba. El sedevacantismo es un error y es una forma simplista de "arreglar" o comprender el problema del liberalismo y apostasía de nuestro tiempo. Al suprimir las oraciones del canon de la misa por el papa, ¿cómo se va a convertir? Gracias a su soberbia teológica han agravado el problema. Los modernistas se ríen de estas conclusiones falsas de sus "adversarios".

LE DESTRONARON: Mons. Lefebvre
CAPITULO XXXI (Extractos)

Os preguntareis quizás ¿cómo es posible que haya triunfado el liberalismo a través de los papas Juan XXIII y Pablo VI y mediante el Concilio Vaticano II? Las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella. (Mateo 16,18) Creo que no hay contradicción. Efectivamente en la medida que esos Papas y el Concilio han descuidado de usar de la infalibilidad y utilizar ese carisma que les es asegurado por el Espíritu Santo, siempre y cuando lo quieran usar, han podido cometer  errores doctrinales o con mayor razón dejar penetrar al enemigo en la Iglesia gracias a su negligencia o complicidad. ¿En qué grado fueron cómplices? ¿De qué faltas fueron culpables? ¿En qué medida su función misma queda cuestionada?

Es evidente que un día la Iglesia juzgará ese concilio, juzgará esos papas, es necesario. Y en especial ¿cómo será juzgado el papa Pablo VI? Algunos afirman que fue hereje, cismático y apóstata; otros creen poder demostrar que Pablo VI no podía tener en vista el bien de la Iglesia y que en consecuencia no fue papa: es la tesis Sede vacante. No niego que esas opiniones tengan algunos argumentos a su favor. Quizás en treinta años se descubrirán cosas que estaban ocultas o se verán mejor elementos que deberían haber sido evidentes para los contemporáneos, afirmaciones de este papa contrarias a la tradición de la Iglesia etc... No creo sin embargo que sea necesario recurrir a esas explicaciones; pienso incluso que es un error seguir esas hipótesis.



Diciembre 1988 (Conferencia a los seminaristas de Flavigny, publicada por Fideliter N°- 68). 


'Afortunadamente la Fraternidad no está sola. Con los dominicos, las dominicas, los capuchinos, etc., ella continúa la Iglesia. No decimos, como pretenden hacernos decir, que no hay más que la Fraternidad. Estamos con todos aquellos que quieren continuar la Iglesia Católica conforme a lo que los Papas han enseñado siempre durante veinte siglos hasta el Vaticano 11. La Fraternidad no es un partido, ni una secta aferrada a un folklore. No se trata de esto. La situación es mucho más grave. No es solamente la liturgia lo que queremos defender. Los problemas de fe son todavía más importantes. Podríamos haber adoptado muchas actitudes, y especialmente aquella de una oposición radical: el Papa admite ideas liberales y modernistas, luego él es herético, por lo tanto no es más Papa. Es el sedevacantismo. Se terminó, no se considera más a Roma. Los cardenales elegidos por el Papa no son cardenales; todas la decisiones tomadas son nulas.
Personalmente siempre he pensado que se trataba de una lógica demasiado simple. La realidad no es tan simple. No se puede tachar a alguien de ser hereje formal tan fácilmente. Es por este motivo que me pareció que debía permanecer en esta posición, y conservar un contacto con Roma, pensar que en Roma había un sucesor de Pedro. Un mal sucesor, ciertamente, y al cual no hay que seguir porque tienen ideas liberales y modernistas. Pero está allí, y en la medida en que pudiese convertirse tenemos el derecho de oponernos públicamente a las autoridades cuando proclaman y profesan dichos errores".



No puedo admitir que se rechace rezar por el Papa, porque significaría que no hay Papa y sería entrar en una vía que haría un daño considerable a los fieles. No puedo permitir que la Fraternidad entre en una vía que desoriente completamente a los fieles.
Quise escribir este artículo para que todos sepan, incluso los fieles, cuál es la posición de la Fraternidad. Que los fieles sepan que si alguno de nuestros sacerdotes predica que no hay Papa, no predica en conformidad con lo que piensa la Fraternidad. Espero que este artículo haga que cada uno entre en la línea que creo en conciencia, delante de Dios, debo seguir. Creo necesario hacer estas precisiones para permanecer dentro del espíritu de la Iglesia".